martes, 4 de julio de 2017

DesafíoCreativo Día15

Quisiera preguntarte que tal tu día, cómo te fue, con que soñaste ¿Te divertiste? ¿Cuántas veces te reíste? ¿Sonreíste pensando en mí? Saber cuál es tu fruta preferida, si te gustan las plantas, donde querrías vivir. ¿y si todo fuese distinto? ¿dónde estaríamos? ¿Serías feliz?

Quisiera saber que canción cantaste mientras te bañabas ¿Te levantaste pensando en mí? ¿Se acuerdan tus nudillos que acariciaron mis manos? 
¿Que me besaste cada vez que hablé demasiado?

A veces, cuando me descubro recordando, me pregunto si te pasará lo mismo que a mí, que tengo miedo a olvidarme los detalles, las miradas y algunas palabras, 
que tengo miedo a sacarte de mí.

lunes, 3 de julio de 2017

DesafíoCreativo Día14

Siempre quise ser más alta, tengo curvas, también estrías y celulitis. Tengo un piercing de cuando decidí gustar de mí. Tres tatuajes. Me gusta maquillarme pero sólo me pinto los labios. Me gusta el pelo planchado pero siempre ando despeinada. Tengo los ojos grandes, las pestañas arqueadas y si me mirás bien podes saber exactamente qué estoy pensando.

Pienso mucho, hablo mucho y a las cosas importantes me cuesta decirlas. No hablo de lo que me duele. Soy exagerada, malcriada, caprichosa y mal hablada. Me enojo rápido y se me pasa más rápido aún. No me gusta discutir, pero si discuto voy a decir todas las cosas que no quieras oír y no paro hasta la muerte, la del otro. Creo que todo debe ser dicho aunque duela, pero hay cosas que prefiero guardarme para mí.
Siempre tengo plan A-B-C y D. Soy ansiosa, dudo mucho y todo el tiempo, pero siempre voy para adelante, prefiero arrepentirme de lo que hago, y no de lo que dejo de hacer.
Me rompieron el corazón algunas veces. Me enamoré a distancia, me enamoré en tres días e incluso una vez me enamoré por chat, pero al final no hay nada mejor que el amor correspondido y cuerpo a cuerpo. No sirvo para amante, nunca me alcanzó el amor a medias, me gusta ser lo más importante. No se separar las cosas, reclamo demasiada atención, no se besar sin amor, tampoco actuar sin pasión. Me gusta el sexo, me gustan los orgasmos, pero más me gusta si hay risas y abrazos.
Soy obstinada, inquieta, impertinente, irreverente, cabeza dura, exigente, competitiva, Cuando empiezo a reírme me cuesta parar. Nunca fui a la cancha, nunca vi porno. Por más que me digan que me voy a quemar, no aprendo hasta que no toco el fuego. No aprendo nada si no es leyendo. Para todo uso la intuición, así, sin base científica pero sin equivocación. Soy cínica, me dijeron, y no supe si era insulto o halago, a veces soy perspicaz, otras calculadora, muchas veces impulsiva. No creo santos ni dioses pero si en la energía.
Lloro con publicidades, con canciones, con poemas, pero no puedo llorar frente a la muerte, me vuelvo piedra. Me cuesta terminar lo que empiezo, y me la paso empezando cosas nuevas. Me encanta viajar y no encuentro sensación más perfecta que la de regresar.
No soporto vivir sin internet, pero no abro la puerta si no espero visitas. A veces no quiero saludar a la gente pero no dejo de hablarle a ningún perro en la calle. Me cuesta mucho concentrarme, pero cuando manejo no hay nada que me desconcentre. Me gusta la velocidad, y me aterran los accidentes. Siempre me costó dormirme y mucho más levantarme temprano.  
Me cuestan las mañanas y las despedidas, también dejar ir a las personas de mi vida. Soy así dual, dicotómica, ambivalente y contradictoria.

miércoles, 28 de junio de 2017

DesafíoCreativo Día13


Perro tonto, perro amigo, perro que no se bancaba la iglesia, ni los testigos de jehová, ni a la policía, perro jugador de fútbol, pinchador de pelotas, cazador de gallinas, elegidor de inquilinos, corredor de autos, perro con sonrisa, malcriado, dormilón en sillones, espiador de baño, saltador de paredones... ¿Cómo no extrañarte?




lunes, 5 de junio de 2017

DesafíoCreativo Día12

Algunos días
Tengo el alma gris.
El corazón petrificado en el pecho
hecho un bollito.
Tengo días desesperanzados
fríos y angustiados.
Algunos días quiero huir
sin que importe mucho a donde.
Tengo esa angustia,
que empieza entre las costillas, sube
y quema hasta hacerme un nudo en la garganta

que me deja muda.

sábado, 3 de junio de 2017

#NiUnaMenos

Antes de los tres años alguien les dijo a nuestros padres que íbamos a ser un dolor de cabeza, que íbamos a dar trabajo, que prepararan la escopeta, o que romperíamos corazones, todo eso antes de entrar a la escuela.
Ya en la escuela nos enseñan a que las nenas no juegan con los varones al fútbol, no se suben a los árboles, no tienen fuerza y no tienen que andar solas. También nos dicen que las señoritas no gritan, no reclaman ni cuestionan.
Antes de los doce, ya sabemos lo que es avergonzarse de nuestro propio cuerpo, y desarrollamos estrategias como cruzar de vereda, usar otras calles, no transitar ciertos espacios para evitar que nos digan todo lo que nos podrían o querrían hacer. Antes de los quince escuchamos varias veces frases como “Así, no te va a querer nadie” “Así, no te vas a casar”.
Antes de los dieciocho nos dijeron por lo menos una vez puta, histérica o frígida, (a veces en boca de otra mujer) por nuestras prácticas sexuales.Cuando fuimos a comprar ropa nos dijeron “talle para vos no hay”. Escuchamos que si nos producimos mucho somos “gatos” y que si lo hacemos poco somos “desarregladas” o “tortas”.
Antes de los veinte ya pasamos al menos por dos médicos que no tuvieron en cuenta nuestro pudor, nuestra elección o deseo y nos juzgó, acusó u obligó a una determinada práctica. En el momento en el que decidimos trabajar o no hacerlo, alguien nos llamó “mantenida” “inútil” “mala esposa” o “mala madre”.
Yo tengo suerte. El destino lo quiso así. Me fui de viaje varias veces (incluso sola con amigas) y por suerte volví, Marina y María José no. Ame y no me pegaron, no me prendieron fuego ni me asesinaron, Paola Acosta, Wanda Tadei no tuvieron mi suerte. Me pongo lo que quiero y tengo suerte de que nadie cuestiona mi vestimenta, no como Melina Romero asesinada, desechada y luego juzgada. Tengo la suerte de trabajar en lo que me gusta sin que mi capacidad sea juzgada, a diferencia de las miles de mujeres trans a las que les cuesta conseguir un trabajo formal.
Yo tengo suerte, no hay otra palabra, es suerte, es una lotería. Porque la libertad, la integridad, la vida lamentablemente no es algo de lo que las mujeres estemos seguras.
Luchemos hoy, las que tenemos suerte, luchemos por todas aquellas que no.
La igualdad, se trabaja entre todos, tanto hombres como mujeres, cuando educamos cuando compartimos, cuando vivimos en sociedad, cuando hablamos e interactuamos con el otro.

viernes, 2 de junio de 2017

DesafíoCreativo Día11

Me acuerdo del verano juntos
Como si se tratara de una película experimental,
                                                               lenta.
Comíamos caramelos de menta compulsivamente,
para evitar sentirnos el sabor.
Hablábamos de cine de culto y comics,
nos paseábamos desnudos por los jardines,
creyéndonos perfectos, y nos mirábamos a la cara
sin vernos.
Leía en voz alta 
mientras yo jugaba a enamorarme
de su relato existencial.

jueves, 1 de junio de 2017

miércoles, 31 de mayo de 2017

DesafíoCreativo Día9

Me gusta la fotografía, me fascina la idea de congelar momentos en imágenes y volverlos perdurables en el tiempo. Me gustan las fotos espontáneas y recordar la situación en que fueron tomadas, acordarme las conversaciones del día, la situación específica.
Sin embargo, siempre me pareció interesante la idea de que la fotografía muestra sólo una parte de la situación, retrata sobre todo situaciones felices, aún cuando la felicidad no prime en ese momento.
Pienso en una fotografía particular, mi hermana y yo a la orilla de un río, un viaje familiar. Era invierno y los días grises, yo estaba vestida de gris, y con anteojos negros, intentando ocultarle a mi familia que me sentía la persona más desdichada del planeta.
Me estaban rompiendo el corazón, porque cuando te rompen el corazón no es de una vez, ni de un golpe fatal. Sucede en cuotas, en un tiempo continuo.
No fue la primera vez, y mucho menos la última. Con el tiempo, y en perspectiva, romperme el corazón fue una de las mejores cosas que hizo este sujeto en cuestión, porque crecí, me volví más fuerte, y porque cuando tengo el corazón roto escribo más y mejor.

martes, 30 de mayo de 2017

DesafíoCreativo Día8

Hay historias, con comienzos precisos, con miradas evidentes y silencios incómodos, con sonrisas congeladas.
Esta historia, no tiene nada de todo eso.
Si hubo un principio, ni siquiera los protagonistas supieron verlo.

Un grupo de personas cualquiera, unidas por algún hecho fortuito, se disponen en un mismo espacio.
Dos desconocidos se encuentran, no hay demasiado contacto directo ni individual, las conversaciones se superponen, fluyen con aparente monotonía y normalidad.
El ambiente es distendido, se arman pequeñas alianzas que se desarman muy rápido. La camaradería dura dos horas y cada quien se retira por donde vino sin mirar hacia atrás.

Otra vez, los desconocidos se encuentran, están de frente pero no hablan, escuchan. Ella no mira, pero de alguna manera se siente observada, justo hoy, que le importa tan poco la mirada de los demás.

El tiempo, las horas, los días los sorprenden en conversaciones sin sentido, en detalles innecesarios, en intimidades inusitadas.

De repente todo se vuelve verdad, 
todo se vuelve palabra y realidad.
No se entienden, no hablan el mismo idioma y aún así pasarían tardes enteras hablando, aprendiendo-se.
No se tienen miedo, 
no se ofrecen ni se piden nada, 
hacen tratos, los desarman. 
Construyen y destruyen ficciones.
Dibujan paréntesis, 
puntos finales que se vuelven suspensivos.
Viajan juntos a París, sin ir a Francia, 
y al fin del mundo, y a la playa.
Se vuelven fugaces y sempiternos.
Se acompañan...



domingo, 28 de mayo de 2017

DesafíoCreativo Día6

Me obsesiona el recuerdo, 
tal vez el olvido.
Por eso, escribo
lo bueno, lo malo, y lo intermedio.
Temo olvidar quien soy
quien fui
y quienes fueron conmigo.

Atesoro momentos, historias
personas.
Todos viven, en mis cuadernos. 
Incluso quienes no viven
o quienes sus vidas suceden lejos de la mía.

Resumo mis victorias diarias
y también mis fracasos.
Las enlisto, las encuadro, 
las ordeno y las repito
como un rezo a media voz.

sábado, 27 de mayo de 2017

DesafíoCreativo Día5

No tengo malos sueños
mucho menos pesadillas.
Los malos pensamientos
me perturban durante la vigilia,
como si quisieran asegurarse
que los recuerde.
Que no me olvide las palabras punzantes,
las perversas.
Las manos que no te dejan ir.
Las pesadillas, son aquellas
que nos acompañan como sombras, 
esperando el momento oportuno
para aparecer en nuestras mentes
y dejarnos en silencio
muertos de miedo.

viernes, 26 de mayo de 2017

DesafíoCreativo Día4

Los veranos en mi pueblo son sofocantes, agresivos, lentos.
Cualquier espacio con agua es un buen motivo para refrescarse.
Esa tarde hacía calor, de esos que te tiran al piso. Como todas las tardes, una vez que bajó un poco el sol decidimos meternos en la pileta. Eramos Gemma, Catalina y yo.
No suelen llevarse bien entre ellas, se detestan, cuando una entra en la casa la otra la esquiva. Catalina siempre la mira fijamente, le demuestra su odio, le hace saber que ella llegó primero, que yo le pertenezco a pesar de todo, que es más hábil, más silenciosa y mejor entrenada.
Gemma se sabe mejor, sabe que tiene siempre la atención que desea y que es la dueña absoluta de todo lo que la rodea. 
Llegó corriendo y esquivando la mirada de Catalina y se acostó en el borde de la pileta que rebalsaba de agua e inundaba el patio, pero sólo a lo ancho. De alguna manera inexplicable el agua se mantenía contenida y no tocaba el metro y medio que la separaba de la casa.
Catalina dio una vuelta en círculo, caminó por el borde lentamente y se zambulló en el agua de cabeza. Me sorprendió su actitud, nunca le gustó el agua, ni siquiera pasar cerca del baño cuando estaba la ducha abierta.
Nadó unos segundo por la profundidad de la pileta, el agua no era cristalina y la perdí de vista. Cuando salió a la superficie noté que donde siempre había tenido un pelaje gris esponjoso ahora tenía plumas, le había aparecido un pico de pato en la cara y había perdido la mirada felina desafiante por una oscura y vacía.
Me dio impresión, pero tomé su metamorfosis con absoluta normalidad, ella, que hace quince años vivía en mi casa como un gato, se había convertido sin previo aviso en un pato gris de plumas mojadas, y venía nadando hacia mí frenéticamente. 

jueves, 25 de mayo de 2017

DesafíoCreativo Día3


Los objetos de mi casa cuentan cosas, son la conexión que mantengo con algún espacio y tiempo particular. Soy una persona de objetos y ellos hablan de mí.

Sobre la ventana hay un cuadro que compré en Cuzco la primera vez que viajé sola. Se lo compré a un señor que pintaba en la plaza, un medio día soleado en el que salimos a recorrer. Hay un ave en ese cuadro, volando libre y desplegando sus alas. Así como me sentía yo caminando por una ciudad tan ancestral como mágica.

Hay un cartelito que dice paz, regalo de una amiga, hecha por su madre en la juventud, una madre a la que no conocí, y a la que ella conoció sobre todo en dibujos. Desea paz, una paz que ella no tuvo y que a mí muchas veces me hace falta.

Una maraca comprada en Cartagena, en las caballerizas de la muralla, un abril feliz y ventoso hace algunos años. Una botella de té de un supermercado en Barcelona una vez que jugamos a vivir allí, y me sentí tan en casa.


En una esquina un elefante de la suerte, esos de cerámica y billetes en la trompa, era lo primero que veía cuando llegaba a la casa de mis bisabuelos, yo tenía más o menos cinco años. Recuerdo que el garaje era oscuro y cuando mi bisabuela nos abría la puerta se iluminaba el espacio y el elefante brillaba. Después de vender la casa, ese elefante estuvo años en una estantería en el galpón de mi abuelo, y no sé si da suerte o no, pero me lleva a dos espacios que me gustaba transitar.

miércoles, 24 de mayo de 2017

DesafíoCreativo Día2

Mi abuelo era ordenado, metódico, tenía una estantería llena de frascos, con tuerquitas, arandelas, e infinidad de cosas atractivas para mí. Me dejaba sacarlos y jugar el tiempo que quisiera, siempre que volviera a poner todo en su lugar.

Yo alternaba mis juegos entre disfraces de princesa, clavos y martillos. Ese día estaba en el galpón, él soldaba una lámpara para nosotras con una soldadora de combustión que mezcla oxígeno con acetileno. Siempre iba a jugar ahí, el único problema era mi manía por andar descalza y su manía por preocuparse de que se me clavara algo en los pies. Hasta ahora, 21 años después, encuentro placer en entrar sin zapatillas.

Le pedí que me bajara un frasco, le quitó la tapa roja lentamente y tiró todo el contenido en una tela metálica, el sonido del metal bajando contra el vidrio fue una pequeña catarata musical. Encontré una vaina extraña, caminé un metro y medio hasta él, que dejó de soldar para explicarme con paciencia y detalle que era la cola de un quirquincho, seca por el tiempo. Yo no conocía a ese animal pero me gustaba. Me di vuelta y todo se volvió oscuro y aturdidor. Volé unos metros y terminé en el piso, cubierta del residuo arenoso de la soldadora.

Desperté en el baño, mi abuela me pasaba las manos nerviosas por el cuerpo abajo del agua fría, buscaba sangre, cortes, esquirlas. No tenía ni siquiera un moretón, tampoco lloré. Mi abuelo sólo tenía un susto de muerte.


Si hubieran sido dos segundos antes, si el mesón hubiera estado medio metro más allá, si ese día hubieran sacado el auto, si el tubo estaba lleno, si, si, si. Si algo de todo esto hubiera sido diferente no conservaría la colita como recordatorio de que una vez casi muero, pero viví.

martes, 23 de mayo de 2017

DesafíoCreativo Día1

Escribo porque es la única forma de entender-me.
Escribo cuando se me llena el alma,
cuando hablar no alcanza.
Escribo para viajar liviana.
Como si quisiera que cada palabra se perdiera entre las hojas
y con ellas mis fantasmas.

Escribo para grabar en tinta, porque me aterra el olvido
y quiero recordar cada mirada, cada gesto
y segundo vivido.
Escribo mis palabras… 
y las tuyas.
Escribo lo que no puedo decir.

Escribo para dejar mensajes cifrados, 
como miguitas
que te indican el camino hasta mí,
hasta mis rincones más oscuros,
a todo lo que te podría decir.
Escribo para contarte mi verdad y desnudarme ante tus ojos.
Escribo para que me quieras y me creas.

Para que veas que no hay verbo pero si sustantivo.

martes, 12 de noviembre de 2013

Levantarse golpeada por la realidad                          
despertar después de un largo hastío                              
desear que todo fuera un sueño                                                          
–malo-                                                                                
volver a ser consciente de lo real                                          
no querer serlo                                                                      
asumir la vida tal como se presenta                                    
aunque a regañadientes                                                        
bajar los pies de la cama                                                          
tocar el piso y resignarse a vivir el día.

jueves, 7 de noviembre de 2013

Extrañar 2009

Extraño tu ausencia, tu silencio                                      
extraño tu rareza y tu mal humor                                      
extraño tu petulancia tu altanería                                            
 y la distancia que siempre ponías.                                    
Extraño tus manos sobre las mías                                            
tus chistes malos tus ironías.                                            
Tengo este pasado que no deja de pasar                                  
y que se empeña en recordarme que no estás.                        
Yo quería ser tuya, no me dejaste                                            
me humillaste, me rompiste.                                      
Volvamos a ese día,                                                                  
al día en el que todo estaba mal pero era perfecto.

viernes, 1 de noviembre de 2013

Dosmildiez

¿De dónde venís?                                                                        
Te estuve esperando                                                          
tardaste.                                                                                           
Te busqué en otros rostros                                                       
en otras manos                                                                        
en otros besos                                                                           

sin darme cuenta                                                                       
que si me daba vuelta                                                                 
estarías sentado un poco más atrás.

miércoles, 30 de octubre de 2013

Busco el sol                                                                                       
no sé si lo veo en tus ojos                                                      
o es que yo quiero verlo ahí,                                         
acariciarte el alma.                                                                   

Para que te cuide y me cuides                                                              
que perfumes tus palabras                                                              
y me las digas con cuidado.                                                       
Tus brazos pulpos                                                                           
tus labios caramelos                                                                    
y yo                                                                                             

quiero tener el pegote                                                                     
en mis manos.

miércoles, 23 de octubre de 2013

Chinita

-I-
Que sea una señorita no una chinita                                     
que se siente derecha y no apoye                                          
los codos en la mesa                                                            
que no camine haciendo ruido                                               
y mucho menos descalza                                                       
que no grite, que no se pinte las uñas,                                    
el pelo o las pestañas                                                                     
que se mueva delicadamente                                                
que hable despacio y estudie mucho                                      
que sea una señorita…

 -II-
¡Chinita inquieta!                                                               
Siempre con las rodillas peladas                                           
jugando con arena, con barro y piedras.                          
Chinita de bici, de riesgo y pirueta                                            
de zapatillas rotas por trepar árboles                                          
de pantalones gastados.                                                       
Chinita de aire, de cachetes colorados                                       
de gritos y pies descalzos.                                                 
Chinita muchachera, cuestionadora,                                  
siempre en penitencia.

jueves, 17 de octubre de 2013

JAS

Mentas como perlas                                                             
jugando en cada boca.                                                               
Leemos en voz alta                                                                          
en un parque, un bar o una cama.                                                  

El paso del tiempo                                                                           
se vuelve inconsciente                                                          
palabras y silencio.                                                                 

Somos                                                                                         
la delgada línea                                                                                
entre el cariño y la dependencia                                         
magia, inteligencia, estrategia                                                
ironía, acidez, risas.                                                                         

Yo me escapo y vos me buscas                                                
vuelvo y te vas                                                                                                
no queres                                                                                        
o quizás.. 
no te animas.

lunes, 7 de octubre de 2013

Los raro

Yo no quiero ser una muñeca                                            
que busques sólo al amanecer                                             
me sobran los motivos para no enamorarme                          
sin embargo dejo que pases por mí                               
por una esquina poco transitada                                                      
y me devuelvas a una cuadra de mi casa.

martes, 1 de octubre de 2013

Dos treinta y siete A y Be

Fue la primera noche de otoño                                               
luego de un caluroso verano.                                                       
Los escalofríos me cubrieron la piel                                                   
y la niñez volvió a recorrerme el cuerpo.                                  
Me había acostumbrado a escaparme por las noches              
al abrigo de sus besos.                                                           
Y aún siendo políticamente incorrecto                                 
seguía escapándome.                                                                
No quería su amor,                                                                          
no quería que se enamorara de mí,                                                     
ni de mi boca, mi panza o mis gestos.                                     
Sabía que iba a lastimarlo.                                                   
Quería sentir pero no.                                                                 
Podía y no podía.                                                              
Necesitaba sólo una cuarta parte suya,                                     
un extra para llenar mi perfección                                                    
y no sentirme incompleta.                                                             
Su ser simple y atolondrado                                                              
me entretuvo un tiempo                                                               
hasta que ya no quise volver a escapar.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

No sé si quiero se hada o mariposa esta noche.                           
No sé si quiero mentir o que me mientan.                             
No sé un montón de cosas;                                                            
El mundo ignora lo que pienso,                                                     
yo aún no lo sé…                                                                  
Sé que nuestra amistad es sólo ficción                                     
que nos obliga a estar mintiendo

Montaña rusa de sensaciones                                             
donde reprimo impulsos y caricias.                                    
Intento guardar nuestros besos en cajones                             
y archivar los sentimientos viejos                               
explicarme que todo lo que fue debe terminar                 
debo olvidar nuestra historia.                                                
Pero cómo le explico al hueco de mi pecho                          
que esto es lo mejor que podríamos haber hecho                  
si sólo quiere llenarse de vos.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

A un amigo policía

No te conviertas en eso.                                                           
No seas parte de lo que más detesto.                                 
No te pienses mas por una placa…                                          
ni te sientas fuerte al tener un arma.                                   
Que a tu bondad no la mate el gatillo fácil                                        
ni tu simpleza se venza por una coima.                                     
Que no te seduzca la corrupción                                          
ni te amigues con la intolerancia.                                         
Que el uniforme no borre tus modales                                                     
ni el poder sea más grande que la justicia.                              
Que nadie lave tu cabeza                                                             
ni te olvides de tu pasado.

miércoles, 4 de septiembre de 2013

No tengo un porqué,                                                                   
el donde no existe.                                                                           
El cuándo duró unos años.                                                        
Y el cómo,                                                                              
escrito y silencio.                                                                    
El quién fueron muchos,                                                             
las respuestas pocas.                                                           
Colores como tinturas,                                                               
amor solo en los cuentos

jueves, 22 de agosto de 2013

CELOS

Fantasmas que atormentan                                             
que adormecen el alma.
Desconfianza que busca una verdad                             
aunque duela                                                                      
aunque no exista.

Búsqueda llena de miedos                                           
reproches…                                                                  
historias creadas sólo en nuestras mentes                           
por fantasmas irreales

miércoles, 7 de agosto de 2013

SQUARE


Escribo en servilletas.
Lápiz y papel ocacional,
buscando en cada mesa, de bares ruidosos.
Con compañía que nunca busqué…
No hay excusas para no escribir
para no pintar con palabras
en cada papel.

viernes, 26 de julio de 2013

Lágrimas

Amargos recuerdos en lágrimas
en lluvia vieja
cayendo de los ojos.
Ásperas gotas
rasguñando las mejillas
surcando la piel.
Pudiendo oler su frescura
entre los labios
y escucharlas sonar.

Como brillos tristes…

miércoles, 10 de julio de 2013

Escribo

Escribo para que me mires,
Para transformar tu mirada
y que tu voz cambie.
Escribo para crear
Sin sentido, sin sonidos,

Escribo…

jueves, 27 de junio de 2013

-Psiquicoendogeno-


El olor a sahumerio que entra por cada poro de mi piel,
El agua caliente que quema mi garganta y va extendiéndose 
por cada vértebra, cada órgano hasta convertirse en calor.
La sensación en el pecho de felicidad y angustia mezcladas en una 
El vértigo de volar, de tomar decisiones que causen felicidad
La afirmación de estar gestando algo maravilloso, 
tan mío y único que nadie entendería
La sensibilidad que se me abalanza
Las melodías mezcladas con diferentes idiomas que de a poco van inundándome,
Los sueños, planes, recuerdos, como fotografías 
haciéndome sentir a diez centímetros del suelo.
El amor que recorre cada milímetro de mi piel, 
que entra en el torrente sanguíneo 
y viaja de un lado para otro movilizando toda célula de mi cuerpo.
Y soy yo, 
soy consciente por un instante de que soy yo. Y nadie más, 
solo la oscuridad de afuera que choca con las luces de adentro, 
una ciudad apabullada que no tiene idea, que no me conoce, que ignora.
Me basta con saberme. 
Estoy transitando el camino que elegí y quise para mi siempre, 
voy en busca de lo que voy a ser luego, s
oy consciente de que en algún momento, pronto, 
va a comenzar el resto de mi vida.

viernes, 14 de junio de 2013

Cada día quisiera escribirte
Pero se me agotan las palabras
Los sonidos, las silabas..
Y puedo provocarte
Y me gusta lo que logro
Me gusta estar encima tuyo
Y chocarnos casi los ojos
No poder respirar porque el calor de tu respiración me asfixia
Pero no querer correrme del lugar que elijo y que me diste